Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Técnico Universitario 5 11 6
2. L.D.U.(Q.) 4 9 4
3. Universidad Católica 4 8 5
4. Macará 5 8 0
5. Guayaquil City 4 7 3
6. Independiente 4 7 1
7. Barcelona 4 5 0
8. Mushuc Runa 5 5 -2
9. El Nacional 4 5 -2
10. Orense 4 5 -3
11. Emelec 4 4 2
12. Deportivo Cuenca 4 4 0
13. Olmedo 4 4 -3
14. L.D.U.(P.) 5 4 -4
15. Delfín 4 3 -3
16. Aucas 4 3 -4
Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. 9 de Octubre 2 6 3
2. Manta F.C. 3 4 0
3. Atlético Santo Domingo 3 4 -1
4. Gualaceo 2 3 3
5. Fuerza Amarilla 2 3 2
6. América 2 3 0
7. Santa Rita 2 3 -1
8. Atlético Porteño 2 3 -1
9. Chacaritas 2 3 -2
10. Independiente Juniors 2 0 -3
Pos.   Nombre Goles
1. Cristian Martínez 7
2. Roberto Ordoñes 3
3. Nazareno Bazán 3
4. Michael Hoyos 3
5. Juan Herrera 3
6. José Francisco Cevallos Jr. 3
7. Henry Patta 3
8. Gustavo Alles 3
9. Gonzalo Mastriani 3
10. Francisco Fydriszewski 3
Pos.   Nombre Goles
1. Yordan Ayoví 2
2. Wilson Folleco 2
3. Walberto Caicedo 2
4. Sergio Mina 2
5. Santiago Rodrìguez 2
6. José Lugo 2
7. Javier Charcopa 2
8. Federico Haberkorn 2
9. Cristian García 2
10. Sergio Martínez 1

3:21 pm | 3 de Mayo del 2020
"Haaland hace 300 flexiones y 1.000 abdominales a diario"

Javier Velasquez Redactor

Stanislav Macek cuenta la siguiente anécdota cuando le preguntan por Haaland. “Sabe lo que quiere. Le voy a contar una anécdota. Estando en el Salzburgo, él tenía una novia en Noruega que fue a visitarle. Bien. A los pocos días se volvió porque él dijo que tenía que concentrarse sólo en el fútbol”.

Stanislav Macek (42 años) es seleccionador Sub-18 de Eslovaquia y conoció al joven delantero en agosto, cuando estuvo una semana empapándose de los métodos del entrenador del conjunto austriaco, Jesse Marsch. Por aquel entonces, el joven Haaland ya estaba mostrando a Europa su autoridad ante el gol, con varias sacudidas en la liga austriaca. En los cinco primeros partidos, marcó siete goles.

“Nada más verle me impresionó mucho. Era un niño trabajando como un profesional maduro. Tiene claro cuál es su objetivo en el fútbol. También que es difícil, pero me dijo: ‘Para llegar no tengo que trabajar rápido sino muy duro’. Y lo hace sin descanso. Mire, cuando llegó al Salzburgo casi no jugaba, y ahora es un espectáculo”, dice Macek a AS.

Ver a Haaland es contemplar un prodigio físico. Imponente (mide 1,94 metros de altura), se mira en el espejo de Cristiano Ronaldo, un jugador hecho a sí mismo, cincelado con una filosofía stajanovista de la que bebe el noruego. “Tiene un respeto enorme por el trabajo.

Cuando estuve en Salzburgo, todos me lo dijeron. Trabaja muchísimo de forma individual para mejorar. Él me llegó a decir que en su casa hacía 1.000 abdominales y 300 flexiones prácticamente a diario”, confiesa el técnico eslovaco, quien ya tenía a Haaland en su radar. “En marzo le vi jugar con la Sub-20 de Noruega contra la Sub-21 de Eslovaquia. Y puedo decir que no había visto una actuación individual de un joven como aquella. Ganaron 0-2 y marcó sólo un gol, pero supartido fue extraordinario. Me llamó tremendamente la atención”.