Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Macará 28 59 28
2. Universidad Católica 28 52 20
3. Barcelona 28 52 18
4. Independiente 27 51 15
5. Delfín 28 49 12
6. L.D.U.(Q.) 28 46 14
7. Aucas 28 46 3
8. Emelec 28 42 8
9. El Nacional 28 38 4
10. Deportivo Cuenca 28 36 -4
11. Guayaquil City 28 31 -10
12. Mushuc Runa 28 30 -14
13. Olmedo 27 28 -13
14. Técnico Universitario 28 23 -22
15. América 28 18 -15
16. Fuerza Amarilla 28 6 -44
Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Manta F.C. 30 55 20
2. Orense 30 54 25
3. Independiente Juniors 30 54 15
4. L.D.U.(P.) 30 48 18
5. Santa Rita 30 47 11
6. Gualaceo 30 40 3
7. Atlético Porteño 30 35 -3
8. Atlético Santo Domingo 30 35 -7
9. L.D.U.(L.) 30 23 -24
10. Clan Juvenil 30 -1 -58
Pos.   Nombre Goles
1. Raúl Becerra 17
2. Michael Estrada 16
3. Luis Amarilla 16
4. Fidel Martínez 16
5. Gonzalo Mastriani 13
6. Bruno Vides 13
7. Rodrigo Aguirre 12
8. Carlos Garcés 12
9. Jonathan Borja 11
10. Sergio López 9
Pos.   Nombre Goles
1. Luis Carlos Espínola 13
2. Lucas Di Yorio 13
3. Arnaldo Gauna 13
4. Cristhian Cuero 12
5. Alexis Domínguez 10
6. Nixon Molina 8
7. Christian Quintero 7
8. Carlos Andres Soza 7
9. Argemiro Vacca 7
10. Angel Ledesma 7

Resultado de imagen para jorge pinos
8:46 am | 26 de Sept del 2019
La increíble historia de superación de Jorge Pinos

Javier Velasquez Redactor

En una entrevista para el diario Extra el portero ecuatoriano Jorge Pinos, contó la difïcil situación que tuvo que vivir en los últimos años.

En el 2016 fue engañado por empresarios que le prometieron un contrato en Europa, pero primero debía tener minutos en el fútbol brasileño, esto nunca ocurrió.

"Me dijeron que iba a jugar en Hungría, pero me pasaron muchas cosas. Antes de ir a Europa debía de estar en Brasil, una estadía por el tema de la visa, pero pasó todo al revés. Pasaron tres meses y estaba en la ciudad de Jacarezinho (una ciudad pequeña del estado de Paraná) y nunca se dio nada y volví."

Ya sin club Pinos, empezó a trabajar como conductor en un circo y en el intermedio de las funciones vendía fundas de mangos. Por otro lado, también atendía en el bar de la escuela de su hijo y como chofer en Manta.

"Sí, la primera vez jamás la olvidaré. Cogí las fundas y comencé a recorrer el circo, tenía el charol en mis manos, gritaba “¡mangos, mangos, mangos!”, nadie me compró nada. Y ni siquiera me hicieron señas para preguntar cuánto valía. Ya cuando me iba a dejar las funditas, una señora me llamó y me compró uno. Así fue la primera vez. Luego sí vendía. Me río, habló con mi familia y digo que es una experiencia única. Y si me toca volver al circo lo haría."

FUENTE: Diario Extra