Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Macará 25 56 28
2. Independiente 25 48 12
3. Universidad Católica 25 47 18
4. Barcelona 25 46 18
5. Aucas 25 45 8
6. Delfín 25 44 10
7. L.D.U.(Q.) 25 39 9
8. Emelec 25 33 2
9. El Nacional 25 33 0
10. Deportivo Cuenca 25 32 -5
11. Guayaquil City 25 30 -7
12. Mushuc Runa 25 29 -7
13. Olmedo 25 27 -11
14. Técnico Universitario 25 19 -23
15. América 25 12 -18
16. Fuerza Amarilla 25 6 -34
Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Orense 27 52 26
2. Manta F.C. 27 50 17
3. Independiente Juniors 27 47 12
4. Santa Rita 27 45 12
5. L.D.U.(P.) 27 44 18
6. Atlético Porteño 27 33 -2
7. Atlético Santo Domingo 27 33 -5
8. Gualaceo 27 31 -1
9. L.D.U.(L.) 27 21 -23
10. Clan Juvenil 27 -4 -54
Pos.   Nombre Goles
1. Michael Estrada 16
2. Fidel Martínez 16
3. Luis Amarilla 15
4. Raúl Becerra 14
5. Carlos Garcés 12
6. Bruno Vides 12
7. Gonzalo Mastriani 11
8. Jonathan Borja 10
9. Roberto Ordoñes 8
10. Muriel Orlando 8
Pos.   Nombre Goles
1. Luis Carlos Espínola 13
2. Lucas Di Yorio 11
3. Cristhian Cuero 11
4. Arnaldo Gauna 11
5. Alexis Domínguez 10
6. Nixon Molina 8
7. Carlos Andres Soza 7
8. Argemiro Vacca 7
9. Angel Ledesma 7
10. Wílter Ayoví 6

Resultado de imagen para ronaldo nazario stiven plaza
10:25 am | 3 de Sept del 2019
En España critican a Ronaldo por el fichaje de Stiven Plaza

Javier Velasquez Redactor

Este martes el diario Marca de España publica una nota, tras un año de que Ronaldo Nazário se hizo cargo del Real Valladolid. En dicha noticia, se destacan varios puntos de su administración y la única crítica que le atribuyen es el fichaje del ecuatoriano Stiven Plaza, quien no ha podido destacar y hace pocos días se volvió a lesionar.

A continuación la nota:

Un año de Ronaldo en el Valladolid: se deja ver lo justo, éxito deportivo y un único desliz

El brasileño, que se hizo el pasado 3 de septiembre de 2018 con la mayoría accionarial de la entidad, ha apostado por la continuidad y la estabilidad y ha evitado una revolución ruidosa.

A las 8.35 de la mañana del lunes 3 de septiembre de 2018, el Real Valladolid anunció una rueda de prensa sin dar muchos detalles: "Carlos Suárez ofrecerá a las 12.00 en el Ayuntamiento una rueda de prensa para informar sobre la situación accionarial del Real Valladolid". La noticia se mascaba desde días antes. Semanas, incluso meses. MARCA informaba en julio de un encuentro de Suárez con Ronaldo Nazario en un hotel de Madrid que el por aquel entonces presidente del club vallisoletano vendió como "casual". No lo fue. Se estaba negociando la venta del Real Valladolid Club de Fútbol a una de las mayores leyendas de la historia del fútbol.

Ronaldo llegó al Ayuntamiento con un discreto polo negro y se vistió de gala para la ocasión. Lo de la camisa duró lo que duró el acto. El eco mediático de su aterrizaje superó en apenas minutos cualquier anuncio o publicación del Real Valladolid en décadas. Incluso que el del ansiado ascenso a Primera que el equipo de Sergio González había logrado meses antes. "¿Qué crees?, ¿que me compro un equipo y me voy de vacaciones". Detrás de aquella respuesta se escondía un cambio de ciclo. "Competitividad, transparencia, revolución y social", dijo también aquel lunes que, automáticamente, se convirtió en el día grande de las fiestas de Valladolid. De una forma u otra, Ronaldo ha cumplido con las cuatro premisas (y promesas) marcadas. Lo ha hecho a su manera, dejándose ver lo justo pero formando un equipo de su máxima confianza que con el paso del tiempo ha ido ganando cada vez más peso. A un lado, David Espinar; al otro, el francés Matthieu Fenaert, que hace sólo unas semanas tomaba el relevo de Carlos Suárez como consejero delegado. Entre bambalinas, los prestigiosos abogados Julio Senn y Javier Ferrero.

a apuesta es seria y los vallisoletanos quieren creer que es algo más que apariencia. Los aciertos están a la vista y los errores se han asumido: 48 horas después de anunciar la campaña de abonados el club dio marcha atrás ante la respuesta de la afición. Ronaldo podía haber apostado desde el primer momento por una política de ruptura con el pasado. No lo hizo. Renovó a Sergio González y no prescindió de Miguel Ángel Gómez, al que permitió renovar al grueso de la plantilla y especialmente a los pesos pesados. Su única licencia, y hasta la fecha desliz, fue la de fichar al ecuatoriano Stiven Plaza, relegado al Promesas y con una adaptación sospechosamente lenta. Ronaldo fue en persona a Sangolquí para firmar el traspaso. Este mismo verano el brasileño frenó su salida del club e incluso realizó una videollamada después de su debut con el filial del Real Valladolid.

Pero en ese mercado de fichajes de invierno también llegó Sergi Guardiola, a la postre clave para la permanencia en Primera del Real Valladolid. Ronaldo marcó a la perfección las distancias con el vestuario y aguantó en el banquillo a Sergio en momentos realmente complicados. Nadie duda, visto el caso del Almería, que 'O Fenómeno' podía haber entrado como un elefante en una cacharrería y haber roto con el trabajo realizado por la gestión Suárez y todo su equipo. Bien asesorado, ha sabido marcar los tiempos y la revolución existe, pero es silenciosa.