Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Barcelona 15 33 18
2. Independiente 15 33 11
3. Macará 15 32 17
4. Universidad Católica 15 31 12
5. Delfín 15 27 8
6. Aucas 15 24 0
7. L.D.U.(Q.) 15 22 6
8. Olmedo 15 21 -1
9. Emelec 15 20 0
10. Deportivo Cuenca 15 19 -2
11. El Nacional 15 18 -2
12. Guayaquil City 15 14 -7
13. Mushuc Runa 15 13 -11
14. Técnico Universitario 15 10 -15
15. Fuerza Amarilla 15 9 -21
16. América 15 2 -13
Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Independiente Juniors 16 35 10
2. Orense 16 31 16
3. Santa Rita 16 31 8
4. Manta F.C. 16 27 10
5. Atlético Porteño 16 23 5
6. L.D.U.(P.) 16 21 4
7. Atlético Santo Domingo 16 21 -2
8. Gualaceo 16 14 -3
9. L.D.U.(L.) 16 12 -13
10. Clan Juvenil 16 1 -35
Pos.   Nombre Goles
1. Raúl Becerra 11
2. Michael Estrada 10
3. Fidel Martínez 10
4. Luis Amarilla 9
5. Muriel Orlando 7
6. Jordy Caicedo 7
7. Bruno Vides 7
8. Carlos Garcés 6
9. Sergio López 5
10. Roberto Ordoñes 5
Pos.   Nombre Goles
1. Carlos Andres Soza 7
2. Luis Carlos Espínola 6
3. Cristhian Cuero 6
4. Alexis Domínguez 6
5. Nixon Molina 5
6. Arnaldo Gauna 5
7. Tomás Escobar 4
8. Miller Castillo 4
9. Jorge Detona 4
10. Jhon Pereira 4

Resultado de imagen para giancarlo maldonado
12:16 am | 22 de Mayo del 2019
Marca y luego llora porque elimina al equipo dirigido por su padre

Gustavo Dávila Redactor

En el fútbol, hay varias historias de enfrentamientos entre familiares. Y este fin de semana, en Venezuela, se dio un cruce que provocó un mar de sensaciones. Porque aquello de que no hay nada más lindo que gritar un gol quedó en el olvido para Giancarlo Maldonado, una de los futbolistas emblema de Deportivo Táchira. El delantero, de 36 años, se terminó convirtiendo en el verdugo de su padre, técnico de Academia Puerto Cabello.

Se jugaba la última fecha del Apertura y Puerto Cabello necesitaba una victoria para clasificar a la liguilla, donde ingresaron los ocho mejores del torneo en busca del título

En la segunda etapa, el resultado no se modificaba y la Academia encaminaba a la clasificación. Aunque todo se derrumbó en el segundo minuto de adición. Giancarlo Maldonado, que había ingresado en el comienzo del complemento, ensayó una media vuelta en la puerta del área y soltó un feroz derechazo que se metió sobre el palo izquierdo del arco defendido por Eduardo Herrera.

Una vez que la pelota besó la red, el 10 de Táchira no festejó: solo atinó a agachar la cabeza y estallar en llanto. Sabía que ese gol resultaba un duro golpe para su padre. El 2-2 final dejó a Puerto Cabello en la undécima posición con 26 puntos. El octavo y último clasificado fue Atlético Venezuela con 27 unidades y una diferencia de cuatro goles a favor, un grito más que el propio Táchira que finalizó también con 27 puntos pero en la novena colocación.