Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Emelec 18 33 14
2. Macará 18 31 2
3. L.D.U.(Q.) 18 29 7
4. Delfín 18 29 6
5. Independiente 18 28 7
6. Barcelona 18 28 6
7. Aucas 18 26 -1
8. U. Católica 18 24 0
9. Técnico U. 18 21 -5
10. Dep. Cuenca 18 19 -7
11. El Nacional 18 15 -9
12. Guayaquil City 18 11 -20
Pos. Equipo PJ Ptos. GD
1. Mushuc Runa 41 71 19
2. Fuerza Amarilla 41 69 7
3. América 41 68 22
4. Olmedo 41 67 10
5. L.D.U.(P.) 41 65 8
6. Puerto Quito 41 55 -2
7. Manta F.C. 41 50 0
8. Santa Rita 41 48 -15
9. L.D.U.(L.) 41 47 -10
10. Clan Juvenil 41 46 -11
11. Orense 41 43 -11
12. Gualaceo 41 37 -17
Pos.   Nombre Goles
1. Jhon Jairo Cifuente 35
2. Brayan Angulo 25
3. Edson Montaño 23
4. Carlos Garcés 17
5. Luis Chicaiza 15
6. Juan Manuel Tévez 15
7. Juan Luis Anangonó 15
8. Juan Ignacio Dinenno 14
9. Diego Armas 12
10. Efrén Mera 10
Pos.   Nombre Goles
1. Alex George 17
2. Luis Carlos Espínola 16
3. Arnaldo Gauna 14
4. Orlen Quintero 13
5. Fabio Renato 13
6. Daniel Néculman 12
7. Luis Alberto Bolaños 11
8. Leandro Pantoja 10
9. Gabriel Méndez 10
10. Federico Laurito 10

10:05 am | 9 de Nov del 2013
Equipo ecuatoriano es el peor en la historia de la Copa Libertadores

Juan F. Guerrero Jefe de Redacción

El portal Pasión Libertadores, realizó una curiosa nota donde se detalla el por qué el histórico Everest se encuentra en lo más bajo de la Copa Libertadores de todos los tiempos. A continuación la nota completa.

En el fútbol, como en la vida, también existen los extremos. La historia cuenta que en 1962, un equipo de la Provincia del Guayas tocó el cielo ecuatoriano con las manos. Apenas dos años después de haber ganado el Campeonato de Guayaquil, el Club Deportivo Everest escribió su nombre con letras doradas al consagrarse campeón de la Serie A, logro que alcanzaron apenas ocho equipos en la historia del profesionalismo de ese país.

Esa conquista le permitió al Everest participar de la Copa Libertadores –por aquel entonces, Copa de Campeones- del año siguiente, junto a otros siete equipos de Sudamérica: Boca, Santos, Universidad de Chile, Millonarios, Olimpia, Alianza Lima y Peñarol. Y el sorteo determinó que los ecuatorianos conformaran el Grupo 2 sólo con los uruguayos, mientras que los restantes seis equipos se dividieron en dos zonas de tres.

El destino le abrió así las puertas a una intervención tristemente célebre. A priori, Everest tenía poco que hacer ante uno de los mejores equipos del mundo de la época: el Carbonero venía de ser bicampeón de la Libertadores en 1960 y 1961 y campeón de la Copa Intercontinental en este último año. Los resultados ratificaron la distancia entre uno y otro: 5-0 en la ida, disputada en Guayaquil el 9 de junio, y 9-1 en la revancha, jugada en Montevideo el 7 de julio.

Cinco de los nueve goles del partido de vuelta los anotó Alberto Spencer, el mejor futbolista ecuatoriano de todos los tiempos y máximo goleador de la historia de la Copa Libertadores, con 54 tantos. Pero lo que pocos saben es de dónde había surgido el artillero apodado “Cabeza mágica”. Alberto debutó profesionalmente en Everest, club al que llegó a los 15 años de la mano de su hermano Marcos. En el "Equipo de la Montaña", el más goleador de los Spencer anotó 101 goles en cuatro años. No llegó a jugar los Campeonatos Nacionales, ya que en 1959 emigró a Peñarol.

La historia de la familia con el club de sus amores no e agota allí, ya que Jorge también supo brillar con los colores del Ciclón Rojo. De hecho, fue él quien tuvo la tarea de marcar a su hermano Alberto en los dos partidos de la Libertadores. El goleador, diplomático, diría luego que su mejor marcador fue su hermano.

Un récord histórico

El fugaz paso del Everest por la Copa Libertadores no pasó jamás al olvido si de estadísticas se trata. Porque a partir de las dos derrotas en dos presentaciones, La Roja se hizo acreedora de un registro negativo que aún ha podido superar: ser el último en la tabla histórica de la competencia. El equipo del Guayas figura en el puesto 197 sobre igual cantidad de participantes, con 0 puntos y una diferencia de gol de -13 (uno a favor y 14 en contra).

Otros tres equipos también figuran en la lista sin haber sumado puntos, aunque con mejor diferencia de gol. Estudiantes Tecos de México perdió los dos que jugó y tiene -3, producto de un gol a favor y cuatro en contra. Deportivo Municipal de Perú perdió sus seis encuentros con un saldo de tres goles a favor y nueve en contra (-9), mientras que el más cercano a Everest es Deportivo Pasto de Colombia, que en dos partidos perdidos recibió la misma cantidad de goles que los ecuatorianos (14), pero marcó tres para cerrar en -11.

¿Y después?

En 1969 se disputó la denominada Supercopa Ecuatoriana, que reunió a los equipos campeones fútbol ecuatoriano hasta 1968. Participaron El Nacional, Emelec, Everest y Deportivo Quito, en tanto que Barcelona no formó parte de la competencia. La copa fue ganada por Everest y como hasta estos días no se volvió a realizar, el Equipo de la Montaña sigue con el rótulo de campeón vigente de la Supercopa de Campeones Ecuatorianos.


Títulos simbólicos al margen, la historia da cuenta de que Everest jamás se acercó a una gloria semejante como ser parte de la Copa Libertadores. Actualmente, ni siquiera juega en la máxima categoría de su país. En 1983, el club fundado en 1931 y afiliado a la Asociación del Fútbol de Guayas descendió a Segunda División y nunca más pudo retornar. Al año siguiente de su descenso, quedó a las puertas del ascenso al coronarse subcampeón. Nunca volvería a tener una oportunidad semejante.

No obstante, al peor equipo de la historia de la Libertadores nadie le quitará sus años dorados y el haber podido ser parte de la competencia. Tampoco, el privilegio y el mérito de haber formado al máximo goleador de la Copa y el más importante de Ecuador de todos los tiempos. Extremos que tiene el fútbol, así como en la vida.